Su pedido

¡Va a ser un verano ajetreado en tren! Asegúrate de reservar tus asientos con antelación para garantizarlos.

¿Prefieres evitar las reservas por completo? Consulta nuestros itinerarios sin necesidad de reserva en .

:
:
:
Días
Horas
Minutos
Segundos

Edimburgo

Muévete por la preciosa Edimburgo

Edimburgo

Muévete por la preciosa Edimburgo

Conocida como la "Atenas del Norte", la capital de Escocia es una joya arquitectónica con calles medievales y casas georgianas diseminadas alrededor de un castillo en la cima de un volcán extinto. La mejor época para conocer Edimburgo es durante sus festivales de renombre mundial, en el verano y alrededor de Año Nuevo. No obstante, la verdadera alma de la ciudad es su gente, cuya bonhomía (amabilidad acogedora) se puede sentir durante todo el año.

Atracciones principales

El trono del rey Arturo
El asiento de Arturo al amanecer
El asiento de Arturo al amanecer

Empieza tu viaje haciendo senderismo (sí, es una caminata, no un paseo) hasta el asiento de Arturo, de 251 m de altura. Este famoso pico volcánico ofrece vistas panorámicas de la ciudad y de la naturaleza que la rodea, por lo que es mejor visitarlo al amanecer o al atardecer, cuando la iluminación adquiere su máximo esplendor. De media, una persona tarda 2 horas en subir y bajar, pero también se puede tomar un atajo cogiendo un taxi a Dunsapie Loch y caminando desde allí. 

 

Debajo del asiento de Arturo, puedes visitar El Palacio de Holyrood, residencia de la Familia Real Británica en Edimburgo, o el moderno edificio del Parlamento de Escocia.

La Milla Real
La Milla Real
La Milla Real

Desde las puertas del Palacio de Holyrood, se puede caminar por la Royal Mile (Milla Real), la principal vía de Edimburgo, que se extiende de este a oeste a través del casco antiguo. A lo largo del recorrido, se pueden visitar atracciones tan diversas como la Catedral de San Gil o el Scotch Whisky Experience, en función de tus intereses. 

 

En verano, la propia calle se convierte en un atractivo turístico, ya que en ella se dan cita los artistas callejeros del Festival Fringe.

Castillo de Edimburgo
Castillo de Edimburgo
Castillo de Edimburgo

Situado en la cima de un volcán extinto, en la cima occidental de la Milla Real, se erige el monumento principal de Edimburgo: el castillo. Asegúrate de dejar algo de tiempo para explorar todo el complejo, incluyendo las Joyas de la Corona, el Museo Nacional de la Guerra de Escocia y unas espléndidas vistas del centro de la ciudad.

 

Vuelve al castillo en una tarde de agosto para presenciar el festival Royal Edinburgh Military Tattoo, un espectáculo militar de música, tartán y gaitas. Puedes disfrutar de sus fuegos artificiales como colofón desde cualquier punto de la ciudad.

Museo Nacional de Escocia
Sala de entrada del Museo Nacional de Escocia
Sala de entrada del Museo Nacional de Escocia

Tras admirar la impresionante sala de cristal de la entrada del museo, en él aprenderás todo cuanto hay que saber sobre la historia de Escocia desde los tiempos primitivos hasta la edad moderna. En su itinerario, podrás ver a la oveja Dolly, el primer mamífero clonado.

 

El museo dispone de un jardín en la azotea de acceso gratuito desde el que podrás seguir disfrutando del horizonte que dibuja el urbanismo de Edimburgo.

Ciudad Vieja
Plaza Grassmarket
Plaza Grassmarket

Piérdete mientras exploras las serpenteantes y empinadas calles medievales del casco antiguo, rincones que han servido de inspiración para libros como Harry Potter y El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde. En cada esquina podrás encontrar los típicos y acogedores pubs en los que se sirven whisky, cervezas y demás. 

 

La plaza Grassmarket es un punto de encuentro popular en el que encontrarás tiendas, restaurantes e incluso un mercado los sábados. La tienda Armstrong's Vintage, que adquirió su fama ya desde el siglo XIX, bien merece una visita.

Los Jardines de Princes Street
Los Jardines de Princes Street con vistas al Monumento a Scott
Los Jardines de Princes Street con vistas al Monumento a Scott

No importa la estación en la que visites la ciudad, los Jardines de Princes Street son el mejor lugar para tomarse un descanso. Conocidos como la sala de estar al aire libre de Edimburgo, los jardines representan una pincelada verde entre el casco antiguo y la parte nueva de la ciudad y ofrecen vistas maravillosas del castillo. Entre los atractivos culturales de aquí se encuentran el Monumento a Sir Walter Scott y el complejo de la Galería Nacional de Escocia, de entrada gratuita.

 

En verano podrás disfrutar de la afabilidad local con bebidas frías, helados y un espectáculo en el Teatro Ross al aire libre. ¡Busca el reloj de flores! En invierno, podrás disfrutar del espíritu navideño con un mercado y una feria.

Calton Hill
El Monumento Nacional al atardecer
El Monumento Nacional al atardecer

En el extremo este de Princes Street, puedes subir a Calton Hill para poder contemplar la trinidad de las torres de la ciudad: el hotel Balmoral, el Monumento a Scott y el Castillo de Edimburgo. En comparación con el asiento de Arturo, solo hay que hacer una pequeña subida de 143 escalones. Ve a la puesta del sol para contemplar cómo va descendiendo entre las columnas del Monumento Nacional, parecido a la Acrópolis.

scotland-edinburgh-fringe-festival-performers

Vive de primera mano la ciudad de los festivales

 

Si te encantan la cultura y el arte, Edimburgo es de obligada visita en verano. Una increíble oferta de festivales mantiene viva la ciudad con actuaciones desde mediados de junio hasta finales de agosto. La estrella es el Festival Internacional de Edimburgo, que se celebra durante 3 semanas en agosto. En él se congregan espectáculos de teatro, danza y música de todo el mundo. No obstante, su hermana, el Festival Fringe suele robarle el protagonismo con actuaciones gratuitas en la calle y espectáculos alternativos.

scotland-edinburgh-closes-night

Siente la magia de Harry Potter

 

Si te apasiona el mundo de Harry Potter, es probable que ya sepas que Edimburgo supuso, además de inspiración para J. K. Rowling, el lugar en el que escribió sus aclamados libros de Harry Potter. Como consecuencia de ello, la ciudad está repleta de tiendas de productos de Harry Potter, mientras que las angostas calles del casco antiguo te transportarán al callejón Diagón. Para sumergirte de lleno en el mundillo, apúntate a una visita guiada de Harry Potter o almuerza en The Elephant House, establecimiento del que se dice ser el lugar favorito de J. K. Rowling para escribir.

scotland-edinburgh-hogmanay-fireworks

Da la bienvenida al Año Nuevo en el Hogmanay

 

Ningún acontecimiento te hará vivir la afabilidad local como el Hogmanay: 3 días de celebraciones para darle la bienvenida al Año Nuevo (del 30 de diciembre al 1 de enero). Todo comienza con una procesión con antorchas, seguida de una concurridísima fiesta en la calle en Nochevieja, con DJ, fuegos artificiales y con todo el mundo cantando al unísono la canción Auld Lang Syne (¡cómo no!). Por último, el día de Año Nuevo, los más valientes pueden unirse al Loony Dook, un gélido chapuzón en el fiordo de Forth, ataviados con su traje de baño más estridente.

Cómo llegar a Edimburgo en tren

train

Edimburgo está situada al sur de Escocia, pero en el extremo noroeste de Europa. Por lo tanto, solo se puede llegar a ella con un tren nacional desde las Islas Británicas (Avanti West Coast, Cross Country, London North Eastern Railway). La estación principal es Edinburgh Waverley, cómodamente situada en el centro de la ciudad, entre el casco antiguo y la parte nueva de la ciudad.

 

Desde Edimburgo, puedes subirte a los trenes ScotRail con un Pase para Gran Bretaña o un Pase Global para descubrir el resto de Escocia: desde prósperas ciudades como Glasgow hasta las Tierras Altas.

Desde Londres hasta Edimburgo

horas 20 minutos

Desde Glasgow hasta Edimburgo

44 minutos

Desde Oxford hasta Edimburgo

6 horas 15 minutos

Vuelos y transporte público

plane

Los vuelos a Edimburgo aterrizan en el aeropuerto de Edimburgo, situado al oeste de la ciudad. Puedes coger el autobús lanzadera Airlink hasta el centro, que tarda unos 30 minutos. O también puedes hacer uso del servicio de tranvía, que es un poco más frecuente.

Public transport

Ir a pie es la mejor manera de descubrir Edimburgo: la mayoría de sus atractivos está a media hora de camino. Sin embargo, para darles un respiro a tus pies de las colinas de la ciudad, puedes coger un autobús o el tranvía.